Que es el aql - Guantes de Vinilo, Latex y Nitrilo - Bolsas de Autocierre


/ / / /
CV Protection

¿Qué es el AQL?

Debido a la experiencia acumulada por CV Protection como licitador en contrataciones públicas y en vista de la confusa interpretación que del concepto AQL se hace desde empresas y Administración, hemos considerado conveniente redactar el presente informe, como soporte técnico de compradores y usuarios:

En primer lugar, debemos comenzar preguntándonos: ¿Qué es el AQL? El AQL, es el conjunto de técnicas de inspección (desde los análisis de materia prima hasta la revisión del producto terminado) destinadas a garantizar un mínimo de calidad en los procesos de producción masivos. En otras palabras, también podría definirse como el máximo porcentaje de error permitido.

Normativa y aplicación

La Norma que regula este concepto es la ISO 2859-1. Para aplicarla correctamente, en primer lugar debemos analizar el sector al que van a  estar orientados los productos, ya que ésto determina qué nivel se requiere: por ejemplo, no se exige el mismo nivel a unos guantes de cirugía que a unos guantes de uso doméstico. Además, hay que tener en cuenta factores como la protección, nivel técnico del producto, el riesgo que conlleven las tareas a realizar, etc.

Por lo tanto, el nivel de AQL debe ser fijado por el fabricante antes de la producción, y tenido en cuenta de cara a aceptar o rechazar una partida.

En segundo lugar, tenemos que definir el volumen de fabricación para el lote concreto al que vamos a aplicar el AQL. Para ello, utilizaremos la siguiente tabla, en la que se establece el nivel de inspección:

Tabla de nivel de inspección por volumen de fabricacionTabla 1. Para determinar el nivel de inspección necesario en función del volumen de fabricación.

Por ejemplo,si tenemos en cuenta un sector en el que trabajamos habitualmente, los guantes, con una producción de más de 500.000 unidades por lote, obtenemos una letra N.

En tercer lugar, con la letra obtenida en la Tabla 1, nos dirigimos a la Tabla 2, que nos proporciona el tamaño del muestreo, y seleccionamos el nivel de AQL que queremos garantizar. Este valor nos dará el requisito de inspección para que el lote sea aceptado o rechazado. El valor numérico del AQL es menor cuando mayor es el nivel de calidad aceptado.

Tabla explicativa del valor AQL

Tabla 2. Nos indica el tamaño de la muestra.

 

Para seguir con el ejemplo anterior, vamos a tener en cuenta la producción de guantes de uso sanitario y la norma que los regula, la EN 374-2, para protección frente a microorganismos, que recoge el método de ensayo para determinar la porosidad. Según las directrices de la Instrucción Técnica NTP 938 del INSHT, el cumplimiento de esta norma conlleva la aplicación de un AQL inferior a 1.5, para un nivel de inspección general 1.

Por lo tanto, tomamos la letra N, obtenida de la Tabla 1 y vamos con ella a la Tabla 2. Seleccionamos un AQL 1.0, que es inferior a 1.5, lo que recordamos, implica que es un nivel de calidad superior. En la tabla vemos que el AQL nos permite un máximo de 10 fallos en 500 unidades, con 11 el lote debería ser rechazado. En conclusión, sólo se permite un error del 2%, o lo que es lo mismo, para el caso particular que nos ocupa, solo 2 guantes podrían presentar defectos en un estuche de 100 unidades.

 

Desde la perspectiva del cliente

Es difícil que el cliente pueda determinar si el fabricante está cumpliendo con los niveles de AQL estándarizados, ya sea por no disponer de tiempo o medios apropiados. Para solventar esto, existen diversos organismos externos (laboratorios acreditados, empresas de certificación y auditoría), que se encargan de verificar estos niveles de calidad exigidos en origen. No sé trata de un certificado, pero sí de una comprobación fidedigna.

En el caso de la compra pública de productos, incluso se está estableciendo el AQL como criterio valorable. Para estas situaciones, debería poder verificarse cada lote fabricado, acompañando la mercancía del certificado de inspección correspondiente, ya que actualmente se está observando que el el AQL ha quedado sujeto a la arbitrariedad del fabricante, atribuyéndose a los productos niveles de calidad que no se corresponden con la realidad del producto suministrado.

 
Comentarios

No hay comentarios todavía

Dejar un comentario

Protected by WP Anti Spam

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies. CERRAR