Alergia al latex - Guantes de Vinilo, Latex y Nitrilo - Bolsas de Autocierre


/ / / /
CV Protection

Alergia al látex

Actualmente se está observando que el número de incidencias de una serie de síntomas dérmicos y respiratorios ha ido aumentando con el paso de los años. Es lo que coloquialmente conocemos como alergia al látex.

El látex tiene un uso muy extendido en nuestro entorno, aproximadamente unos 40.000 productos de uso cotidiano y profesional contienen látex, tanto de origen natural como sintético.

Según datos arrojados por Ibermutuamur, tras analizar los datos estadísticos de las patologías laborales derivadas de la exposición al látex, ha habido un aumento significativo de las mismas, de las cuales un 5% aproximadamente corresponde a personal sanitario, frente a menos de un 1% de la población en general.

¿Qué es el látex natural y el látex sintético?

El caucho o látex natural se obtiene de a partir del procesamiento físico y químico de la savia de determinadas especies de árboles, principalmente el Hevea Braziliensis.

Para conseguir unas determinadas características físico-químicas y mecánicas, se le añaden una serie de aditivos, como acelerantes, antioxidantes, plastificantes, pigmentos colorantes, rellenos, emulsionantes, suavizantes, perfumantes, biocidas, etc.

El caucho o látex sintético nace con vocación de imitar la estructura y propiedades del látex natural. Se realiza en dos paso:

1) Polimerización: A partir de una serie de moléculas simples, a las que se somete a determinados procesos químicos y/o físicos, se obtiene una macromolécula que se asemeja en propiedades al látex natural.

2) Una vez obtenida esta macromolécula, al igual que en el caso anterior, se le añaden una serie de aditivos para conseguir las propiedades concretas deseadas para el material. Algunas de las más comunes son el neopreno, el nitrilo, el butilo, el PVC, el poliestireno y el polietileno.

 

Tipos de reacciones y sintomatología

En primer lugar, debemos aclarar cuáles son las patologías que puede ocasionar el contacto con materiales que contienen látex, ya que no todas ellas pueden encuadrarse como procesos de tipo alérgico:

a) Dermatitis irritativa por contacto

Es una alteración dérmica provocada por el contacto prolongado con materiales que contienen látex, habitualmente, por el uso de guantes.

La alteración o irritación se produce como reacción al contacto a alguno de los aditivos químicos utilizados en el proceso de fabricación de los guantes, y agravado por acciones que merman la eficacia de la barrera de protección natural de la piel, como la fricción mecánica continuada, la sudoración excesiva debida al esfuerzo físico, el aumento de calor superficial, la falta de transpiración a través del guante, los lavados excesivos de la piel con disolventes o con jabones muy agresivos, el secado deficiente de las manos después de lavarse, etc.

Las personas afectadas, presentan, en cuestión de minutos y horas tras el contacto, síntomas dérmicos localizados, muy similares a los que sí se corresponden con alergias, tales como: enrojecimiento, picor, escozor, sequedad, descamación y agrietamiento de la piel.

La ausencia de nuevos contactos y un tratamiento médico adecuado suele conllevar la desaparición de estos síntomas con el tiempo

b) Alergia proteica al látex o hipersensibilidad inmediata (Tipo I)

La reacción alérgica viene dada por un tipo específico de proteínas, presentes en el látex natural, denominadas heveinas, que provocan, en determinadas personas, la generación de unos anticuerpos llamados IgE, que los hacen hipersensibles a objetos fabricados con este material.

A las personas con este tipo de alergia se les suele llamar personas sensibilizadas, cuya gravedad puede ser mayor o menor, dependiendo de una serie de aspectos como, el grado de sensibilización de la persona, la concentración de proteínas (heveinas) en el material (no todos los objetos de látex natural tienen el mismo tipo y cantidad de proteínas), la zona y duración del contacto (mucosas y áreas húmedas de la piel son las más sensibles).

Los síntomas pueden ir desde las manifestaciones dérmicas más leves y localizadas al área de contacto, a su extensión al resto del cuerpo, cuadros respiratorios de moderados a graves e incluso shock anafilácticos.

c) Alergia química al látex o hipersensibilidad retardada (Tipo IV)

Se produce por el contacto con alguno de los aditivos presentes en el procesado industrial del látex, por lo que, ésto afecta tanto a los productos de látex natural como a los de látex sintético.

Los síntomas suelen ser de tipo localizado en el área de contacto y generalmente más leves que los correspondientes a la alergia de Tipo I. Generalmente aparecen 24-48h después del contacto: irritación, enrojecimiento, hinchazón, agrietamiento y resecamiento de la piel.

Las zonas más afectadas suelen ser las manos y brazos, por el uso de guantes; y los pies, por el uso de calzado de seguridad y botas de agua.

La población de riesgo

Es aquella que por su desempeño laboral tiene un  mayor contacto con el látex que otras personas. Las podemos dividir en 4 grupos, por orden de afectación:

1er grupo: compuesto por personal sanitario y trabajadores de la  industria del caucho y sus derivados.

2º grupo: personal de laboratorios, personal de la industria alimentaria, personal de servicios de limpieza.

3er grupo: Jardineros, pintores, ayudantes de ambulancias, peluquerías, cuerpos de seguridad, personal de servicios funerarios, construcción, etc.

Por último, cabe mencionar, también a un cuarto grupo, encuadrado dentro de la población en general, con un subgrupo inferior al 1%: personas sometidas a pluricirugías, personas con dilatadas convalecencias o largas hospitalizaciones, afectados de espina bífida (trastorno congénito de la columna vertebral), personas con malformaciones genito-urinarias, enfermos con tratamientos crónicos que requieren el uso de sondas o tubuladuras (diálisis, por ejemplo).

 A la mínima sospecha, se debe acudir al alergólogo, que, junto con el historial clínico,  realizará las pruebas correspondientes.

 

Tratamiento y prevención

En la actualidad, existen grandes avances en el campo de la investigación para el desarrollo de una vacuna, además de diversos tratamientos farmacológicos para tratar la reacciones alérgicas una vez que se producen, como antihistamínicos, broncodilatadores, corticoides, etc., y la epinefrina, para casos más graves.

Pero el mejor tratamiento en la actualidad es la prevención, y evitar entrar en contacto con los productos hechos de látex (natural o sintético según el tipo de alergia). En CV Protection somos conscientes de este problema, y tenemos una amplia gama de productos  exentos de látex natural, como  guantes de vinilo, guantes de nitrilo, guantes sintéticos, guantes sintéticos sin aditivos y guantes de polietileno. Además, gran parte de la ropa desechable también está exenta de látex natural.

Los hospitales, que son el entorno laboral más afectado, como todos los centros de trabajo, tienen la obligación legal de proporcionar un entorno laboral seguro, realizando los cambios pertinentes para los trabajadores y pacientes con alergia a la proteína del látex.

Algunos de los consejos preventivos que se sugieren en materia de riesgos laborales son los siguientes:

• Sustitución de los materiales con látex por materiales alternativos.

• Control de calidad de los materiales con látex sintético.

(si quiere conocer más datos sobre nuestro proceso de control de calidad póngase en contacto con nosotros)

• Procedimientos de trabajo adecuados.

• Habilitar zonas sanitarias específicas exentas de látex (ya sea para el personal sanitario o para pacientes).

• Identificación de personas alérgicas al látex.

• Autoinyectables de epinefrina para casos de emergencia.

Para más información puede consultar el estudio completo de Ibermutuamur aquí:

Parte 1

Parte 2

Enlaces de interés:

Asociación Española De Alérgicos A Alimentos Y Látex (AEPNAA)

Asociación Española de Alérgicos al Látex

 
Comentarios

Estoy alucinando, en cada esquina hay un peligro. A partir de ahora me voy a fijar más en esto, que tengo la piel con problemas cada dos por tres.

Gracias por tu comentario Javi. En muchas ocasiones, únicamente el hecho de conocer a lo que nos exponemos hace que lo podamos prevenir. Esperamos haberte ayudado. Un saludo.

Dejar un comentario

Protected by WP Anti Spam

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información sobre política de cookies. CERRAR